Labrador ha de ser (serranilla)

En lo alto de aquella montaña, 
Yo corte una caña, yo corte una flor 
para el labrador, labrador ha de ser. 

Que quiero a un labradorcillo 
que coja las mulas y se vaya a arar 
Y a la medianoche me venga a rondar. 
Con las castañuelas, Con el almirez 
y la pandereta Que retumbe bien. 

Si en lo alto de aquella montaña, 
te ofrezco la caña, te ofrezco la flor, 
A mi labrador, yo le quiero ofrecer,
mi amor que es humilde y sencillo 
y que con paciencia le gusta esperar 
y a la medianoche vengas a rondar. 
Con las castañuelas, con el almirez 
y la pandereta que retumbe bien. 

En lo alto de aquella montaña, 
yo vi una mañana al primer albor, 
a mi labrador, labrador ha de ser. 
Que quiero a un labradorcillo 
que coja las mulas y se vaya a arar 
y a la medianoche me venga a rondar. 
Con las castañuelas, con el almirez 
y la pandereta que retumbe bien...

Intérpretes: Felicidad Carretero (Valbuena de Duero, Valladolid)
Recopilador: Carlos Antonio Porro
Fecha: 1990
Fuente: wikimedia

											
Esta entrada fue publicada en ciclos vitales, infantiles, repertorio, rondas. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *